Secado en horno

La madera es secada al 8% de humedad en una cámara de calor. Este proceso evita que la madera tenga cambios de volumen, grietas y torceduras una vez trabajada. También aumenta su resistencia mecánica estructural y su resistencia al ataque de insectos. Por último, la madera queda más liviana al removerle la parte de peso correspondiente al agua, lo facilita la manipulación y aumenta su trabajabilidad con respecto a cortes y barnices.