Rodapié y Guarnición

El rodapié son piezas que se colocan en la bases de muros y paredes como elementos estéticos, para ocultar defectos de construcción en las esquinas y para protección de golpes y roces. Es común que cuando el rodapié llega a una puerta, bordear el perímetro con la misma pieza y a esto se le conoce como guarnición. Se utilizan piezas de ½”x3” y ½”x4”, pero contra pedido se puede fabricar en ¾” por el alto que se quiera 5”, 6”, etc. Se utilizan maderas seca de cedro y laurel.